ARTE Y VIH: CRONICA DE UNA JORNADA EXCEPCIONAL

En la tarde del sábado 30 de abril tuvo lugar el encuentro multidisciplinar Arte y VIH en el espacio de la Comunidad Cultural Rogelia. Piezas de arte, performance, lecturas y conferencias dieron forma a un ambicioso y necesario proyecto que viene desarrollándose desde el año 2017.  Los efectos del espectacular brote del COVID-19, con sus medidas de encierro y restricción de contactos humanos, mantuvieron el proyecto circulando en los dominios de lo digital durante 2 años. Este 2022 marcará el retorno de Arte y VIH al formato de los eventos presenciales y de gran forma: en su sexto año Arte y VIH debuta en un nuevo espacio,  el equipo formado por Sergio Cerón, Claudio Campi y @laoncecita  ha convocado una amplia variedad de participantes y de público…

En el tope Afiche para Arte y VIH 2022/ Arriba: line-up versión 2022 diseño: Sergio Cerón

La actual sede de la Comunidad Cultural Rogelia se ubica en la calle Manuel Antonio Tocornal a pocas cuadras de la Plaza Bogotá.  Durante la semana alberga talleres de artistas y algunos días invita y recibe diferentes proyectos, clases y charlas, además de desarrollar actividades desde su plataforma on-line. El factor espacial de “Rogelia” es determinante para el formato proyectado por sus organizadores para el encuentro de este año. En el espacio principal el escenario con dos sillones para recibir a los invitados a conversar, la iluminación que le brinda un ambiente adecuado y las obras – de gran formato –  expuestas  conviven de manera efectiva, con el amplio sector donde tendrá lugar la lectura dramatizada hacia el término de la jornada.

Programación Arte y VIH, versión 2022

Por sobre cualquier discurso de moda o de las frases twitteras que cada mes de diciembre se pronuncian sobre el VIH, en Comunidad Cultural Rogelia está claro que se trata de una cuestión transversal al género, la raza, la clase social o la experiencia cultural al interior de nuestra trama social. Desde sus inicios, el equipo que conforma la Comunidad, ha buscado generar un espacio seguro para la interacción y el dialogo. En ARTE y VIH conviven una gran variedad de enfoques, propuestas e ideas, cada encuentro ha sido planteado como una instancia de información,  de fomento del conocimiento y el auto-cuidado, como también actualizarnos en torno a los avances en materia de diagnóstico, tratamiento y contención ante su impacto social.

Dos vistas parciales del espacio de Comunidad Cultural Rogelia durante Arte y VIH; obra: “De la serie Nuestra Estrella, Ensayo de políticas públicas» por Jorge Gajardo

“¿Acaso las mascarillas son los nuevos condones? Luego de la intersección de lo digital y lo presencial  Comunidad Cultural Rogelia, agradece su participación en este primer evento sin listas de aforo y completamente abierto, no ha sido fácil reconfigurar el espacio de encuentro…” 

Fragmento del discurso inicial pronunciado por Sergio Cerón

«Lo que sí o sí deberíamos saber sobre VIH» es el nombre de la ponencia que dió inicio el evento. A cargo de Lukas Ursik, médico cirujano, la presentación abordó el proceso del VIH, tanto desde lo histórico como desde una perspectiva crítica, desde sus inicios, cuando aparece mediáticamente, aparecen los primeros casos en el mundo y Chile, pasando  por los videos de archivo de las primeras campañas efectuadas en Chile durante los años 90 hasta nuestros días. Ciertamente uno podría pensar que en el siglo XXI la información básica acerca del virus es ya de dominio público, pero, por el contrario, comprobamos que  aún persiste un halo secretismo y desinformación rodeando lo referente a las formas de contagio – que corren para toda ETS – , los estados del virus una vez en el cuerpo y la formas efectivas de prevención y/o tratamiento. En esta parte Ursik despejó muchas preguntas y aportó valiosa información a los asistentes.

La presentación de los primeros spots televisivos que se difunden en Chile, también resulta inquietante y penosa, especialmente, si pensamos que desde la mitad de los años 80 hasta los inicios de los 90, tienen lugar millones de muertes en el mundo a causa del virus y donde el silencio de los poderes facticos fue la regla general: El caso de Chile resulta desolador por causa de una postura moral claramente manipulada por la iglesia y por la utilización de un lenguaje ambiguo. En este punto se hace claro una falencia histórica: las políticas públicas abordan el VIH desde un sesgo social, cultural y económico.

Otro punto alto de la lectura de Lukas Ursik fue la descripción de los tratamientos actuales, su accesibilidad dentro de la salud pública y la información necesaria de cómo prevenir  y afrontar con naturalidad un virus que sigue presente y nos sitúa en otros desafíos: en una época donde el sexo sin condón es casi una regla, una industria paralela dentro del  porno el individuo tiene nuevas opciones pero también otras responsabilidades.

 “Que bueno juntarnos ahora en torno al VIH y no solo en diciembre, el único mes donde a las personas parece importarles el tema”,

Gerundio Participio, artista visual, miembro del colectivo Mar y Cueca

Portada del libro «Ser PosthivO» de Felipe Ramirez Muñoz

En medio de un ambiente donde se mezcla la expectación del sábado en la tarde con la de un evento que toma rasgos de seminario sobre salud, prevención y análisis cultural, Arte y VIH continúa con una conversación entre Sergio Cerón y el periodista Felipe Ramirez, en torno su nuevo libro «Ser Posithivo. Lo que nadie quiere saber del virus”.  Más de un año – en pleno encierro pandémico – de  trabajo investigativo y recopilación de información dan forma a un poderoso volumen,  donde a través de 11 entrevistas –conducidas por el autor– con mujeres y varones que viven con VIH, Ramirez  abre la posibilidad de instalar una perspectiva fresca y más sintonizada con los tiempos que vivimos hacia la percepción sobre el virus en nuestra cultura. Es significativo el cómo el autor les ha brindado a sus entrevistados un espacio de seguridad y confianza para hablar de manera frontal acerca de sus experiencias personales  logrando que el testimonio también represente un hito significativo para el lector. 

Claramente no todo es tan ideal en el escenario contemporáneo, ante las preguntas de los asistentes y del mismo Cerón, Ramirez nos cuenta que en su obra, un rasgo transversal se despliega a través de los testimonios registrados: el estigma y el miedo  aún constituyen poderosas barreras que obstaculizan la libre expresión y los derechos básicos de esa población que  “vive 0+”.  ¿Será que nuestro avance como sociedad de tolerancia y de reconocimiento del otro avanza demasiado lento? ¿Cómo se gestiona ese miedo coercitivo que el cuerpo social manifiesta hacia ese otro que se salió del ideal de la salud? Nuevamente el factor educación sexual integral se hace imprescindible en esta ruta, ya que a todas luces, al final del día, como sociedad seguimos  al debe.  Solo con apertura e información seremos capaces de diluir los tabúes y la hostilidad.

«People wants to know», el público participando de la ponencia de Rafael Vidal

“Sexo y VIH, más allá de lo positivo” es el título de la ponencia con la que el sicólogo Rafael Vidal, en conversación con Sergio Cerón, nos invita a pensar en torno a aquellos dispositivos de control y vigilancia que se desencadenan luego de que una persona es diagnosticada 0+. Ciertamente el individuo, entra en una relación diferente con los estratos del poder, su cuerpo, su movimiento ingresa en una inmensa e inevitable dinámica escrutinio no solo a nivel privado sino en relación a la esfera pública. ¿Se transforma la condición de libertad?  El cuerpo como objeto y blanco de poder, diría Foucault, y desde tal idea nos lleva a preguntarnos sin en el seno del cuerpo estatal la medicina también cumpliría un rol de facilitador de procesos coersivos de control. No hablamos de formas duras de control o de escrutinio, en el código actual estas formas se trasfiguran en micro-dinámicas de exploración, desarticulación y de potencial promesa de “recomposición” (o en el caso de los diagnosticados) de “preservación”… Cuando le pregunto a Sergio por su percepción en torno al planteamiento del tema, agrega, “No pasa lo mismo con la diabetes…”

FRANCO FRANCO EN VIVO

Franco Franco en el ARTE y VIH, 2022

Cultura pop, contingencia, fin del mundo, auto-amor, son algunas de las temáticas que el cantante y compositor chileno Franco Franco aborda en su trabajo musical. Desde el pop y la electrónica Franco Franco viaja desde los sonidos mediterráneos de la Baia degli Angeli a principios de los 80 a guiños a sonidos más duros de la electrónica. De los cuatro temas presentados, “Tranquilo” y  “Necesito una canción” se vinculan directamente con su biografía y aunque muchas veces podemos caer en la tentación de leer un trasfondo romántico del tipo «yo te pienso/tu me buscas», en las canciones de Franco Franco su foco apunta a un campo poético mucho más amplio o quizás a zonas del sentimiento que aún no han podido ser definidas o hegemonizables…

El hit indiscutido de la jornada es “Basset Hound 777”. Un tema pop con una base pegadiza y algo juguetona. Justo cuando nos entregamos a una dirección, FFranco, nos re-dirige a otra. “La compuse a finales del 2021 y está inspirada en un perro Basset Hound que llegó a mi casa. Nunca supimos su edad real porque era adoptado. Siempre dije que al morir él se iba a acabar el mundo. Nos dejó en octubre de 2019, antes del estallido y la pandemia. El 777 es una referencia al avión Boeing 777. Como era un orejón me gustaba imaginar que en realidad era un avión que me podía llevar a conocer el mundo. Tiene un lado B, Basset Hound 787 (solo en Bandcamp)” , me cuenta Franco Franco.

Un cover de la banda pop chilena, Lulu Jam, “Tu Luz”, también se incluye el set.

Franco Franco

LAS BANDERAS PARA MIS MUERTOS

Desde la puerta principal y hasta el interior del espacio de la Corporación Cultural Rogelia se forma una suerte de corredor donde se han dispuesto afiches de encuentros anteriores, fotografías,  pinturas ilustraciones, objetos e instalaciones. Obras realizadas por Desobediencia Visual (ilustración) y Jorge Luis Gajardo (fotografía), próximo  un mesón en plan banquete ofrece condones y lubricantes.  

Dos obras pertenecientes a una serie de collages por Jorge Gajardo

Al fondo de la gran sala de exposición se ubica la cocina donde la Oncecita ofrece su clásico menú de hamburguesa vegana de poroto negro y jugo de frutillas, próximo se ha emplazado una instalación realizada con obras que han participado en muestras anteriores. Bajo un gran cartel pintado especialmente para versión 2019 de Arte y Vih sobre un atril se exhibe una obra que el pintor Juampi Mejias realizó en vivo, sobre dos columnas de yeso se han instalado un collage por Sergio Cerón y un dibujo por Desobediencia Visual, respectivamente; colgado del muro un objeto compuesto de shorts de nylon usados incrustados en los orificios de una madera profusamente rayada con figuras y textos propios del mundo de los baños públicos perteneciente a la serie “Army of Lovers” por Leonardo Casas; y cerrando el conjunto la obra titulada “Solo Sanos” por Serafín Letelier. Compuesta por un grupo de telas de crea cruda tensadas sobre bastidores circulares con aplicaciones de hilo, alfileres, lentejuelas. Tanto el título de la obra como las imágenes bordadas aluden a las separaciones/discriminaciones que una persona seropositiva debe afrontar al enfrentar desde el deseo el mundo de los saludables. Por lo general, la búsqueda en esta ámbito se ensucia con una suerte de criminalización de aquellos en conocimiento de su estado reclaman su “derecho a conectar con el placer y la sexualidad desde un lugar autónomo”. En un texto de presentación del trabajo – facilitado por el equipo organizador -, su autor afirma, “Las imágenes bordades reafirman que las personas seronegativas no poseen el monopolio del bareback o el chemsex, los cuerpos seropostivos no estan sujetos a responder a discursos morales o ser un ejemplo a seguir, tienen la libertad de usar las nuevas tecnologías para conectar con el erotismo, el placer y el sexo sin el peso del estigma”.

Un conjunto de obras expuestas en versiones anteriores de Arte y VIH, de izquierda a derecha Juampi Mejias, Sergio Cerón, Desobediencia Visual, Serafín Letelier. En el muro obra de Leonardo Casas y Cartel sobre tela pintado para Arte y VIH 4

Sin duda las piezas textiles que 3 diferentes artistas han instalado en la sala destacan, no solamente por su materialidad y dimensión, sino también por la amplia cantidad de formas y referencias socio-culturales que cada una aborda, respectivamente.  Marcelo Rivera Fuenzalida presenta la pieza “Textil como elemento de memoria”.  Utilizando la técnica precolombina del anillado cruzado, Rivera trabaja lana de oveja en la tradición de los mantos funerarios basándose en los tejidos de la Cultura Nasca. La pieza ha sido emplazado sobre el muro generando una sensación de pieza ritual, donde a través de la evocación del patrón ornamental se conectaba con el momento en que ese cuerpo envuelto en el tejido camina a la muerte para renacer.  

«Textil como elemento de memoria» por Marcelo Rivera Fuenzalida

La memoria también es un rasgo conceptual que cruza la obra “Estación I: Otoño del 97” de Gerundio Participio. La pieza consiste en un textil de gran formato emplazado de techo a suelo, tejido a telar, e incluye textos además de un audio. Como parte del colectivo @marycueca, ien conjunto con Diego Arriagada, el artista ha venido explorando aquellos rituales que involucran ejercicios de sentido desde lo contemplativo y, de cierta forma lo estático. Gerundio Participioha desarrollado performances duracionales y piezas testimoniales a través de medios tales como el video arte y la fotografía. “Bordar y tejer son actos y gestos que trenzan diversas definiciones de nosotros mismos.  Movimientos y construcciones psíquicas o emocionales”, declara. En el vocabulario de Gerundio Participio estos actos coloquiales constituyen un gesto político desde que el uno puede devenir en muchos, el individuo se vuelve colectivo en tanto que cumple un rol de reflejo social, en ocasiones sencillamente de una voluntad de ampliación perceptiva. Sobre el tejido el autor unió cuatro trozos bordados con textos vinculados a su propia biografía. Por instantes la escala de la obra en relación a estos contenidos se vuelve una realidad inquietante, lo privado (esos textos) re-significan la dimensión formal del bordado. En un sitio donde no sabemos si debemos estar husmeando, de pronto nos encontramos leyendo correspondencia de una naturaleza intima. Quizás es ese el instante en que la dimensión monumental de la obra pasa a transformarse en un contexto, una zona paralela a la realidad del espacio exhibitivo.  “Bordar es un mantra; es la materialidad de una emoción o una reflexión. Bordar es un acto que conecta al cuerpo con el exterior a través de texturas, de movimientos repetitivos”, concluye.

“Estación I: Otoño del 97” por Gerundio Participio

Jorge Gajardo  presenta  la pieza “De la serie Nuestra Estrella, Ensayo de políticas públicas”. A diferencia de la naturaleza introspectiva del trabajo de Gerundio Participio, “…Nuestra Estrella…” posee una energía  trazable en aquellas banderas que las sufragistas confeccionaban para las protestas feministas en el siglo XIX y que a finales de los 60s recuperaron tanto grupos de resistencia racial como colectivos LGTBQ: tales colectividades se apropiaban de símbolos y emblemas cotidianos que mezclaban con frases y consignas revertiendo su connotación hegemónica en crítica social/llamamiento  revolucionario.  En la obra de Gajardo, la materialidad de los condones trenzados que forman/ocupan la estrella cumple en muchos niveles la función de la consigna.  Paradójica,  y quizás falsamente, en la definición de los símbolos patrios la estrella representa los poderes del Estado que cuidan la integridad a sus ciudadanos. ¿Cómo sería esto posible si Chile al 2020 – año de fabricación de la obra –seguía  siendo uno de los dos países con una de las tasas de incidencia de contagios VIH más altas en Latinoamérica? (entre enero y septiembre de ese año se registraron cerca de 3500 casos nuevos  de VIH). Una pandemia llegó a cubrir otra, una situación declarada públicamente de riesgo para la población sirvió para invisibilizar tratamientos, cortar atención en hospitales públicos, básicamente dejar a la deriva a un sector de la población que ya venía sobreviviendo en la precarización. “Nuestra estrella” parece funcionar como la imagen conceptual de una fosa común más que un símbolo de protección.

Montaje para la Lectura dramatizada de «Simbiosis Helena Alegría Gallardo» de Carla Zuñiga

Un cuarto de la sala principal (muros y suelo) ha sido completamente cubierto con papel aluminio, en el centro dos sillas y una mesa plegable – también plateadas – han reflejado nuestros cuerpos durante toda la jornada. En un momento determinado aparecen dos mujeres, una sentada frente a la otra, que come… El cierre de Arte y Vih tiene lugar con la presentación de la lectura dramatizada de “Simbiosis Helena Alegría Gallardo” escrita por Carla Zuñiga y protagonizada Majo de la Cruz y Eva Luna Valdivieso. Dirigido por Claudio Campi, este es el primer trabajo de dramaturgia en ser presentado en un encuentro de Arte y VIH, “En principio queríamos traer las artes escénicas al Arte y VIH, algo que no se había hecho en ediciones anteriores”, me cuenta Campi.

Mientras una observa y come su colación, la otra habla, pregunta, acusa, escruta, apremia, a mi alrededor el público ríe, hay nervios mezclados con emoción, el texto rápidamente retrotrae al entorno a una viñeta conocida, injustamente vivida:  “y por qué tienes ese nombre” pregunta la inquisidora interlocutora, luego las palabras “carta”, “oficina”, “prostituta”, la expresión de la vida contemporánea, no la que vemos en una plataforma de películas o en una publicidad de sonrisas deconstruídas, “Simbiosis Helena Alegría Gallardo” exhibe a través de un diálogo que puede suceder en cualquier día, en cualquier momento, una situación laboral, que varios – por no presumir que todos, los presentes, reconocen como muy propia: el temor a lo diferente disfrazado por una insana y moralmente torcida obsesión por desmenuzar la vida del otre. En la realidad instalada por el texto y la actuación, tales conductas se muestran sin disimulo, en momentos las preguntas a Simbiosis resultan infantiles, no así las acciones en contra de la misma que se describen, incluso nos llega a dar la impresión de cierta tensión lesbo-erótica por parte de la “compañera preocupada”.

Borrosa captura de “Simbiosis Helena Alegría Gallardo” escrita por Carla Zuñiga y protagonizada Majo de la Cruz y Eva Luna Valdivieso. Dirigido por Claudio Campi

“Era importante hablar del VIH desde una perspectiva no gay-masculina-centrista, si no que mirarlo desde la perspectiva creadora de una mujer y desde personajes que representan a mujeres. Lo principal de la cuestión es el punto de vista desde el lado de la mujer con respecto al VIH, desde su creadora, sus personajes y terminando en las actrices – una hetero, otra lesbiana (al igual que los personajes que conforman el texto).”

En relación a la preparación del trabajo y a las instancias de creación Claudio Campi, cuenta “Tuvimos dos ensayos previos, donde pudimos repasar el texto y ver algunas referencias en cuanto a estas situaciones de persona obsesionada con la vida del otro, con su intimidad y cómo el otro personaje responde a estas situaciones.”

Gerundo Participio fue parte del equipo creativo, “Tenerlo a Gerardo en el equipo de creación fue súper interesante, ya que es la única persona del equipo 0+ y su experiencia personal fue enriquecedora, (Gerardo) ha estado en situaciones que si bien no son extremas,  se vuelven incómodas al momento de reconocerse como persona 0+” concluye Campi, quien también nos adelanta “Y ahora estamos armando un ciclo que se llamará chistosas anónimas que son 10 sesiones donde se cruzará arte y VIH…”

Para conocer más sobre las actividades de la Comunidad Cultual Rogelia visita https://www.facebook.com/CCRogelia

https://www.instagram.com/ccrogelia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s